El valor de lo diferente.

Mira tus manos y mira las de la persona que tengas más cerca. ¿Son iguales? ¿Son capaces de hacer las mismas cosas? Quizá en tu caso, contestar a estas preguntas sea fácil, cinco dedos en cada mano y capaces de realizar las actividades para las que las necesitas. Pero no todas las personas pueden responder de la misma manera a estas cuestiones, simplemente porque sus capacidades son diferentes a las tuyas. Sus manos, o sus pies, o sus cerebros, o sus oídos, o sus ojos, o sus médulas o cualquier otra parte de su cuerpo son diferentes a lo que los estándares de “normalidad” marcan.
En agosto del pasado año, compartimos, Pilar y yo, un mes de experiencias con un grupo de personas, niños la mayoría, con capacidades diferentes. Fue en las escuelas de educación especial de Sololá y Panajachel, en Guatemala, a orillas del lago Atitlan.

Desfile colegios de educación especial, Sololá.

Desfile colegios de educación especial, Sololá. Guatemala.

Allí, hace unos años, algunas familias se dieron cuenta de que sus hijos, además de cuidados médicos, proporcionados por la asociación Senderos de Maíz, necesitaban ser atendidos en sus necesidades educativas. Se dieron cuenta de que las capacidades de estos niños, fuesen las que fuesen, podían ser estimuladas. Así se han ido creando, poco a poco, varias escuelas, en las diferentes comunidades, para proporcionar atención especializada a los niños y a algunos adultos.

Escuela de Educación especial. Sololá.

Alumnos de una escuela de Educación Especial. Sololá. Guatemala.

Formación para adultos discapacitados, Sololá. Guatemala.

Formación para adultos discapacitados, Sololá. Guatemala.

No es fácil poner en marcha una iniciativa de este tipo, sobre todo en una zona donde, hasta entonces, nadie se había ocupado de las personas con algún tipo de discapacidad. Por eso puedo afirmar que tuvieron mucho valor, al mismo tiempo que dieron el valor que merecen las diferentes capacidades de estas personas, niños y adultos.
Ahora la prioridad es la de seguir formando a maestros que sepan ver en cada niño las posibilidades de progresar, y que cuenten con los conocimientos pedagógicos suficientes para hacerlo realidad. Aquí es donde Farmacéuticos en Acción ha intervenido, además de en el aspecto sanitario con la compra de medicamentos, en la tarea de proporcionar a los profesionales de la enseñanza oportunidades de formación, a través de becas para un master en Educación Especial que se impartió durante el pasado curso.

Promoción del curso en Atención a Estudiantes con Necesidades Educativas Especiales.

Promoción 2013 del curso en Atención a Estudiantes con Necesidades Educativas Especiales.

Ver los avances de los niños y ver como los adultos tienen un medio de vida, a pesar de que sus cuerpos son diferentes, es el mejor regalo y la mejor garantía de que este proyecto realmente está consiguiendo mejorar las condiciones de muchas personas.
Almudena Rodríguez
Voluntaria de Farmacéuticos en Acción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s